Prevención de Caries

En la mayoría de los casos, las caries se deben a una dieta rica en alimentos con azúcar y la falta de cepillado.

Por supuesto que limitar el consumo de azúcar y el cepillado regular puede ayudar. Mientras más tarde su niño en masticar, más duran los residuos de los alimentos en las superficies de los dientes, aumentando las probabilidades de contraer caries.

Cada vez que alguien come, se produce una reacción ácida en la boca cuando la bacteria digiere los azúcares. Esta reacción dura aproximadamente 20 minutos. Durante este tiempo el ambiente ácido puede destruir la estructura de los dientes, provocando eventualmente las caries.

La consistencia de la saliva de una persona también influye, la saliva delgada rompe y elimina los alimentos con mayor rapidez. Cuando una persona consume una dieta rica en carbohidratos y azucares, tiende a tener la saliva más gruesa, lo cual produce más de las bacterias productoras de ácido que causan las caries.

Algunos consejos para la prevención de caries:

• Limitar la frecuencia de las comidas y golosinas.

• Fomentar el cepillado, uso de hilo dental y enjuague.

• Tener cuidado con las bebidas.

• Evitar los alimentos pegajosos.

• consumir los postres o golosinas durante las comidas.

• Elegir alimentos nutritivos.